Imprimir 

 

Para el periodico derechista El Mundo, el Partido Popular perdería once puntos y el PSOE cuatro. Sin embargo, Izquierda Unida doblaria su porcentaje, lo que, de no existir la injusta ley electoral, podría suponer un golpe definitivo al sistema bipartidista impuesto por el régimen de la Transición.

Hoy, el PP lograría el 33,3% de los votos, muy lejos -11,3%. del 44,6% que logró en las generales de 2011, pero 8,9 puntos por delante del PSOE que registraría su cota histórica más baja: un 24,4%.

El salto de IU

Mientras que el periodico señala el "parón" en las espectativas de UPyD, Izquierda Unida sigue en ascenso: hoy lograría el 14,7% de los votos. Es la que mejor evolución en intención de voto ha registrado desde las elecciones generales. Siempre en ascenso, hasta el punto de que hoy conseguiría acaparar el 14,7% de los votos, más del doble del 6,9% que obtuvo en las urnas hace dos años.

En comparación con el sondeo de noviembre, el salto hacia delante de IU es de 1,3 puntos, muy probablemente fugados del Partido Socialista. El discurso de Lara alineado con el profundo malestar y la desafección de los más castigados por la crisis, planteando alternativas radicales sin matices, prende en una parte del electorado que considera que ya no tiene más que perder.

Ésta es la primera conclusión que se desprende de la encuesta realizada por Sigma Dos para EL MUNDO, pero no la única: el sondeo confirma una vez más el ascenso de formaciones hasta ahora minoritarias, en detrimento de los dos grandes partidos y, además, pone de manifiesto que, de celebrarse hoy unos comicios, sólo la fórmula de la gran coalición a la alemana, es decir, PP más PSOE- prácticamente impensable en España-, aseguraría un Gobierno de clara mayoría. El resto de las combinaciones serían multipartidistas y también extremadamente complicadas. En suma, un panorama difícil para la estabilidad.