Imprimir 

El proyecto de nuevo mapa judicial que está ultimando el P.P. pretende eliminar los juzgados comarcales para unirlos todos en las capitales de provincia. De salir adelante, el nuevo mapa judicial del PP (que se une a la subida de tasas judiciales) es un atentado al derecho a la justicia, a la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, encarecreá el acceso a la justicia y dará un nuevo golpe de gracia a las ciudades medias y pequeñas que, como Baeza, verán desaparecer sus juzgados.

 

Ya hace tiempo que I.U. Baeza alertó sobre este asunto. En mayo de 2012 presentamos una moción invocando los problemas que traería: la timidez del PSOE y la negativa del PP se demostraron en ese Pleno. En septiembre del año pasado volvíamos a pedir que el Pleno se manifestara contra este proyecto del gobierno del PP. El PSOE  (aunque este partido planteó, en su momento, una propuesta de reforma parecida) insistió en lo negativo de la propuesta del Gobierno, pero el PP mostró su acuerdo con la desaparición de los juzgados de Baeza al votar en contra de la propuesta.

Izquierda Unida tiene que convertirse en punta de lanza contra este nuevo atentado del gobierno del P.P. contra la mayoría de los ciudadanos. La fuerte subida de tasas que dificulta el acceso a la justicia de los más desfavorecidos verá aumentado su efecto clasista con la eliminación de los juzgados comarcales. Así, habrá que desplazarse a otras localidades (por ahora, según el proyecto, a la capital de provincia) con lo que los servicios se encarecerán para el usuario de la justicia, los abogados verán perjudicados sus intereses a favor de quienes tengan sus bufetes en las localidades con juzgados, y, sobre todo, los ciudadanos verán alejarse los servicios necesarios para ejercer un derecho fundamental. Además de los efectos negativos para aquellas cabeceras de comarca que hasta ahora disponían de juzgados. Desestructuración territorial, falta de servicios públicos cercanos, encarecimiento de los mismos: todo un alegato en contra del mundo rural. El P.P. lo tiene claro: sus leyes clasistas para defender los intereses de la clase a la que representan.

En el caso de Baeza, Izquierda Unida solicitó que, en el caso de perpretrarse este nuevo atentado, el Ayuntamiento solicite la reversión del edificio histórico en que se ubican los juzgados (antiguas carnicerías) ya que, en su momento, el Ayuntamiento (es decir, los ciudadanos) realizó un notable esfuerzo económico para dotarlos de infraestructuras con un edificio que era propiedad municipal. No podemos consentir que se lleven los juzgados y, además, se queden con el edificio.

Desde I.U. queremos que PSOE y PP se vuelvan a manifestar al respecto y mostrar la vergonzante sumisión que el PP de Calvente mantiene en Baeza respecto a su partido en contra de los intereses de los baezanos.