El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha anunciado este jueves que aplicará en todos los municipios andaluces en los que gobierna medidas para garantizar "suministros mínimos vitales" para familias que estén en riesgo de exclusión social y no puedan afrontar los pagos de agua y luz.

(El diario.com)

En Jerez de la Frontera (Cádiz) tras asistir al Encuentro Provincial sobre los Procesos de Privatización del Agua, Maíllo ha explicado que su partido va a "extender" a los 80 municipios en los que gobierna en Andalucía la medida adoptada por el Ayuntamiento de la localidad gaditana de Medina Sidonia -gobernado por IU- para fijar un consumo máximo de 100 litros de agua por persona y día.

En este sentido, ha dejado claro que esta propuesta es una "prioridad política" que van a trasladar al Gobierno andaluz en una "apuesta clara" por los sectores "que más están sufriendo por la crisis económica y social".

Por ello, ha precisado que la intención de este planteamiento "es de carácter universal" al objeto de vincular el suministro mínimo "a unos requisitos" y se ha referido a "tres niveles", de los cuales "el más urgente" es modificar el decreto ley de exclusión social, en lo que respecta a contrataciones y ayuda alimentaria para incluir este suministro mínimo, regular este concepto de suministro mínimo vital en un decreto ley y promover acciones en los ayuntamientos.

Respecto a la gestión del agua en la provincia gaditana, Maíllo ha calificado a esa zona como un "sitio de contradicción" entre el modelo público y el privado, y ha asegurado que la concesión administrativa del ciclo integral del agua en Jerez de 80 millones de euros y una previsión de ganancias de 345 millones evidencia, "de forma gruesa pero contundente", el modelo de privatización.

Frente al caso del municipio jerezano, ha resaltado que desde ayuntamientos como el de Medina Sidonia se demuestra que la gestión pública del agua "tiene repercusión social". Al respecto, el alcalde asidonense, Fernando Macías, ha resaltado la medida "solidaria" adoptada por este Consistorio para convertirse "en el caballo de batalla" de todos los ayuntamientos en Andalucía.

Compartir