Un nuevo amor se ha destapado a las claras en la politica baezana. En el primer Pleno ya se hicieron guiños y se lanzaron besitos a distancia: aprobaron la vergonzosa subida de salarios para la alcaldesa y el grupo de gobierno del PSOE. Denunciamos lo que se veia venir. Y ya se han entregado el anillo de pedida. No es una pareja, se trata de un trio entre PSOE, PP y Cs.¿Será esta la versión verdadera del tan calventiano "pacto de perdedores"?

 

Lola Marin, Calvente y Toni Martinez mostraron su amor en el último Pleno. Un amor arrebatado y pasional.Si no hubiese sido verdad, parecería mentira el vergonzoso espectáculo ofrecido por el PSOE y la derecha baezana, en un frente común contra IU. Cuchicheos, risitas, y hasta confidencias (con desgraciadas muestras de falta de educación y escasa vergüenza de algunas y algunos miembros y "miembras" de los tres grupos-en uno; suponemos que Calvente les habrá dado un curso acelerado de mal comportamiento a sus nuevos compañeros) entre quienes sólo hace unos meses se veian en los tribunales hasta con acusaciones de agresiones sexistas. Eso sí, antes del Pleno se reunieron los tres en petit comité, sería para darse cariñitos y repartirse los papeles para atacar a Izquierda Unida.
Una vergüenza. Una demostración del nuevo tiempo inaugurado por la Susana baezana, la que se ha subido el sueldo en 13000 euros, la que ha liberado a seis de sus ocho concejales y.....cuando llegue el próximo Presupuesto veremos cómo rematan la faena: este amor repentino, con ese arrobamiento enamorado de Calvente (PP) y Martinez (Cs) postrados ante Marin (PSOE) tiene que tener su causa (además de las coincidencias políticas, claro). Y esas causas se reflejarán en una partida concreta de los presupuestos. Al tiempo.

Compartir