Imprimir 

 

Hace 39 años, el día 24 de enero de 1977, un grupo fascista entró en el despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha en Madrid (militantes de CC.OO. y PCE) y cometieron una verdadera matanza: Luis Javier Benavides, Serafín Holgado, Ángel Rodríguez, Fco. Javier Sauquillo y Enrique Valdelvira fueron asesinados. Además de los heridos que sobrevivieron a la salvajada.


Hoy, como todos estos años, aquellos que llevamos en la mochila la lucha, el esfuerzo, la dignidad, la conciencia y la alegría de ser herederos de esas personas que dieron la vida por los trabajadores, la libertad y el socialismo, volvemos a tenerlos en la memoria. Su semilla no se perdió.