Resulta vergonzoso que el Ayuntamiento de Baeza no haya querido abrir el albergue el día 23 de noviembre ante la existencia de personas que duermen en la calle durante estos salvajes días de frío. A pesar de las peticiones y ofrecimientos para que ayer pudiesen dormir a cubierto en el albergue o en cualquier dependencia municipal, los responsables del equipo de gobierno adujeron problemas burocráticos o posibles "efectos llamada" (¡¡qué cosa!!) o que ya "un día más o menos" no importa.

 

Es un atentado grave a los derechos humanos permitir que cosas de estas ocurran o, como es norma, abrir los albergues cuando empieza la campaña, cuando ya no sirven para nada. Una verguenza indigna e inhumana. Afortunadamente, el miércoles 25 el albergue de Baeza ya está disponible, pero aún es inadmisible que pueda permitirse la existencia de seres humanos durmiendo en cajeros automáticos o en lugares no dignos.
Que el mismo día 25 de noviembr, el Ayuntamiento de Úbeda (PP) expulsara a un centenar de personas que habían entrado al polideportivo para guarecerse del frio criminal es una barbaridad; y que el de Baeza (PSOE) no haya abierto un recinto público para que estas personas no estén como animales es lo mismo, por mucho que se haya abierto el albergue días antes que el de Úbeda.

Compartir