Imprimir 

Desde que el PSOE elevó las tarifas del agua en casi un 40% en 2008, el Ayuntamiento de Baeza ha obtenido beneficios anuales, por este concepto, de más de 330.000 euros. Tras esa subida bestial, que IU ha combatido por considerarla abusiva y lesiva para la mayoría de la población, el Ayuntamiento ha recuadado de los vecinos mucho más de lo que la compañía suministradora le ha facturado por los costes del servicio.


Un ejemplo más del desatino cometido por el PSOE lo ofrece el hecho de que el Consorcio que gestiona el suministro ha realizado un estudio y una propuesta de tarifas para el año 2011 que son notablemente inferiores a las aprobadas en Baeza en 2008.
El PSOE está utilizando el abuso en los precios del agua potable para aumentar los ingresos a través de una especie de impuesto indirecto que grava por igual a todos los ciudadanos de Baeza, utilizando un bien y un derecho básico y universal para la población.
Para Izquierda Unida esta es una muestra más de la política económica liberal del PSOE aplicada a la gestión local, que en nada se diferencia de la realizada por el P.P.