Izquierda Unida se manifestó abierta a estudiar el posible traslado del Mercado de Abastos ante la imposibilidad de habilitar un aparcamiento en el lugar que hoy ocupa, dejando claro que había que estudiar concienzudamente el uso que se daría a las actuales dependencias (en pleno centro, con valores históricos incuestionables y de propiedad municipal). Sin embargo, la sorpresa se produce cuando se conoce que en el hipotético proyecto (aún no presentado ni estudiado en órgano municipal alguno) se contempla la construcción de viviendas y un aparcamiento en el actual emplazamiento del mercado. La razóin fundamental del traslado quedaría desmontada.


A ello hay que unir que, en el lugar en que se ubicaría el nuevo Mercado (actual estación de autobuses) también se contempla la construcción de viviendas.
Las conclusiones son desalentadoras:
1.- El Ayuntamiento de  Baeza perderá los terrenos del actual Mercado que pasarían a ser viviendas de promoción privada con un aparcamiento subteráneo.
2.- La actual Estación de autobuses pasaría a ser mercado y viviendas, lo que supondría otra pérdida importante de patrimonio público.
3.- Se construirá otra estación de autobuses en terrenos que ya son públicos (actual ferial).
4.- No se ha hecho una valoración económica de esa cesión de terrenos públicos que habría que comparar con los beneficios que pueden suponer para la empresa constructora la venta de las correspondientes viviendas.
5.- No sabemos quién ni cómo gestionará los aparcamientos subteráneos ni a quién pertenecerá la propiedad de los mismos.
6.- No se ha planteado la necesidad de recalificación de los terrenos en que se construirán las viviendas, hoy equipamientos públicos.

En definitva, una operación que podría haber tenido una lógica en función de ciertas necesidades se ha convertido en un macroproyecto de especulación al más puro estilo liberal, mal gestionado y cuyo final perjudicará los intereses colectivos. Otro ejemplo más la falta de diferencias en las políticas del PSOE y del PP.

Compartir