El máximo dirigente de IU, además de para la tripulación del barco, desea hacer mención especial a sus familiares, ya que “la lucha y la entereza mostradas por las familias en todo este largo proceso es digna de elogio y merece nuestra consideración. En todo momento hemos estado con ellos y les hemos apoyado desde nuestro ámbito de competencias, sabiendo que por encima de cualquier matiz lo importante era que llegase este momento”.

 

Lara muestra su convencimiento de que “el Gobierno estatal ha hecho todo lo posible por alcanzar un resultado positivo. Puede que haya habido errores, pero sin duda estos tienen menos importancia que el resultado final satisfactorio. Hoy, sin duda, esto es lo fundamental”.

Para el coordinador federal de IU, “una vez que los pescadores se hayan reencontrado con sus familias ya habrá tiempo para debatir seriamente de las condiciones y circunstancias en las que pescan los barcos españoles en el Índico, y tendremos que valorar si la solución para su seguridad se encuentra únicamente en la privatización del monopolio de la violencia”.

“La futura seguridad de nuestros trabajadores del mar pasa también en el futuro por el hecho de que los armadores españoles cumplan escrupulosamente las normas del Derecho Internacional Marítimo. Para ello habrá que tener en cuenta qué pescamos, dónde pescamos y cómo pescamos, así como analizar también qué circunstancias han llevado también a que un Estado como Somalia se encuentre en la situación a la que ha llegado y estudiar también posibles soluciones que redundarán en beneficio de todos”, afirma.

Compartir