Imprimir 

En el Pleno del día 29 de octubre se aprobó una Moción de IZQUIERDA UNIDA que pedía la adopción de las medidas oportunas para que la población del Puente del Obispo no siga realizando los vertidos de las aguas residuales urbanas al río Guadalquivir.
La situación, que se mantiene desde la construcción de este poblado de colonización en el año 1951, no puede continuar igual a principios del siglo XXI colocando a los vecino del Puente en una situación de "segunda categoría" con respecto a los del núcleo urbano de Baeza.

Además, a los vertidos propios del alcantarillado de la población se unen los realizados por una industria cárnica que, aunque perteneciente al municipio de Begijar, realiza los vertidos en el río a la altura del Puente del Obispo. Sobre todo en las estaciones más calurosas, los malos olores y las condiciones insalubres son dificilmente soportables.
Por todo ello, Izquierda Unida ha instado al Ayuntamiento para que se asopten medidas inmediatas que aplíen esta situación y, sobre todo, la redacción de un proyecto adecuado para el tratamiento de las aguas residuales del Puente del Obispo.